Mundo interior – Machado de Assis

Poema


Oigo que la Naturaleza es un cántico eterno

De pompa, de fulgor, de movimiento y fatiga,

Una escalera de luz, una escalera de vida

               Desde el sol hasta el ínfimo destello.

Oigo que la naturaleza —la naturaleza externa—

Tiene la mirada que enamora y el gesto que intimida

Hechicera que ceba a una hidra de Lerna

               Entre las flores de la bella Armida.

Y, aun así, si cierro los ojos y me zambullo

Dentro, en mí, veo la luz de otro sol, otro abismo

En donde un mundo más vasto, armado de otro orgullo,

Da vueltas a la vida inmortal y al eterno cataclismo,

Y, como el otro, guarda en su ámbito enorme,

Un secreto que atrae, que desafía… y duerme.

Traducción de Pablo Alejos Flores


Poema original escrito por Machado de Assis

Ouço que a Natureza é uma lauda eterna

De pompa, de fulgor, de movimento e lida,

Uma escala de luz, uma escala de vida

               De sol à ínfima luzerna.

Ouço que a natureza, — a natureza externa, —

Tem o olhar que namora, e o gesto que intimida

Feiticeira que ceva uma hidra de Lerna

               Entre as flores da bela Armida.

E contudo, se fecho os olhos, e mergulho

Dentro em mim, vejo à luz de outro sol, outro abismo

Em que um mundo mais vasto, armado de outro orgulho,

Rola a vida imortal e o eterno cataclismo,

E, como o outro, guarda em seu âmbito enorme,

Um segredo que atrai, que desafia — e dorme.


Poema publicado originalmente en Poesias Completas, Río de Janeiro: Garnier, 1901.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s