¡A comer!

Microrrelato


Papá servía la comida, mamá llevaba los platos hacia la mesa –yo, como siempre, sentado tranquilo, esperando la comida como todo un rey. «Hijo, ¡cuida las moscas, ah!», gritó papá desde la cocina. En un conflicto interior me preguntaba: «Eh, pero ¿no sería mejor que cuide la comida?». Reflexioné por ¡varios! segundos; ¿es más importante una vida o mi barriga? Tenía dos opciones, tomé una decisión.

Al cabo de unos minutos papá y mamá se reían a carcajadas de mí. Supuse que había resuelto el dilema de la manera correcta.

Pablo Alejos Flores

Creative Commons License

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s